De Newsweek, The Daily Beast y Mrs. Tina Brown

Por su perspicacia e interés, copio y pego, tal cual, la columna de Víctor de la Serna de análisis de medios –Hojeando/Zapeando– en El Mundo de hoy, 16 de noviembre. Una certera reflexión sobre el despiste reinante en la industria editorial (mundial) de revistas a propósito de la fusión fría del semanario Newsweek con The Daily Beast. O de cómo un medio digital recién nacido –una web de opinión y noticias– compra una publicación moribunda fundada en 1933 (histórica y legendaria, eso sí):

La británica Tina Brown, quizá la periodista más famosa del mundo junto a Christiane Amanpour desde la desaparición de Oriana Fallaci, continúa su recorrido entre el ‘glamour’ y el chismorreo, el periodismo serio y el inane, las experiencias fallidas y los fogonazos de éxito. Ahora vuelve a ser la figura del momento tras la compra esta semana de la revista Newsweek por parte del propietario de The Daily Beast , la publicación en internet que Brown dirige desde hace dos años. Ahora dirigirá ambas simultáneamente: una fusión sin precedentes.

La historia tiene dos puntos de interés: el de la peripecia profesional de Brown y el de su significado en el marco de la convulsa situación de los medios informativos.

La británica, esposa de Harold Evans -ex director del ‘Sunday Times’ y prestigioso columnista- saltó del ‘Tatler’ de Londres, una vieja revista de la buena sociedad que revitalizó con gracia y ‘punch’ cuando asumió en 1979 -a los 26 años- su dirección, a Nueva York como directora de ‘Vanity Fair’ y luego de ‘The New Yorker’. Las transformó también para darles más descaro y modernidad. Pero lo hizo con enormes presupuestos y, en el caso de ‘The New Yorker’, quitándole rigor intelectual. Y la editora, Condé Nast, se cansó. A partir de ahí, la cuesta abajo para Brown: fundó la revista ‘Talk’, que fracasó pronto, fue efímera columnista del ‘Washington Post’ (su defensor del lector definió el primer artículo de Brown como «pieza afectada y egocéntrica» y «lo peor y más irrelevante que he leído en tres años en mi puesto») y en 2008 encontró refugio en ‘The Daily Beast’. Y este competidor de ‘Politico’ y ‘The Huffington Post’ tampoco ha logrado una gran audiencia ni ingresos.

Y ahora se juntan el hambre y las ganas de comer. El verano pasado, el ‘Washington Post’ regaló (vamos: vendió por un dólar, más las deudas) la histórica revista ‘Newsweek’ al millonario nonagenario Sidney Harman. Y tras una ardua negociación, el dueño de ‘The Daily Beast’, Barry Diller, se hace con ella y confía a Brown su coordinación con el sitio de internet y el relanzamiento de ambos. Los dos millonarios pierden dinero. Pero los dos saben algo que está volviendo locos a los ejecutivos de la información de todo el mundo: la prensa escrita pierde audiencia, sí, pero los anunciantes prefieren gastarse dinero en ella y sólo aceptan trabajar en internet con tarifas reducidísimas. Lo original es que un medio nuevo compre una vieja revista, pero de fondo está ese mismo dilema, así como la necesidad de trabajar con menos dinero: duro para Brown… Y ‘Newsweek’ ha perdido a todas sus figuras: Jon Meacham, Howard Fineman, Mike Isikoff, Evan Thomas y Fareed Zakaria.

Continuará…

 

ACTUALIZACIÓN:

“Uniré el espíritu animal de la web con la capacidad de desarrollar ideas y el trabajo de investigación de un medio impreso” (T. Brown)

Anuncios
Explore posts in the same categories: citas, empresas, gente, internet, periodistas, revistas, tendencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: