Un blog imprescindible

No descubro nada nuevo: el de Arcadi Espada, maestro de periodistas. Hoy, por ejemplo, sobre la guerra sorda entre el nuevo Público/aka Izvestia (Известия) y El Pravdaís independiente de la mañana:

“Parece que la máxima preocupación actual de la prensa socialdemócrata es la competencia devastadora que pueda hacerles la inminente aparición de un periódico gratuito que se vende, dirigido por Ignacio Ramonet. Todo Madrid comenta que esta preocupación alcanza niveles de histeria, lo que indica mejor que cualquier otro suceso reciente cuál es el estado real de la prensa socialdemócrata. No acababa de creérmelo, porque no vivo en Madrid ni en ninguna parte, pero he leído la reseña que esta mañana publica esa misma prensa del acto de homenaje a Jesús de Polanco, un acto que prueba de manera bella y concluyente aquella agudísima consideración del hombre más importante que ha dado Cataluña en el siglo, Juan Antonio Samaranch, que muy precozmente supo y pregonó que los entierros eran el mejor lugar para hacer negocios. Lo he leído, y no le daría crédito, si la incredulidad no fuera la monstruosa costumbre. Felipe González, que fue presidente del Gobierno, y según las crónicas, estrella del acto, reveló la textura que han alcanzado las analogías en España. Porque a su entender, expresado y exhibido con dilatación y gusto, la llamada guerra del fútbol (un episodio más, como el del pagadero gratuito, del enfrentamiento entre dos comercios) es perfectamente comparable a la matanzas de Irak. Dijo: “Como en la guerra de Irak, hay dos versiones. Y la segunda de la de Irak no parece que esté resultando tan apropiada como la primera. Me preocupa”.

Ahí queda. Las posibilidades de análisis de esta analogía son prácticamente infinitas. Téngase en cuenta también el título: “Me preocupan el fuego amigo y los daños colaterales”. Las posibilidades son infinitas, pero no me da la gana y me voy a lavar.

Explore posts in the same categories: blogs, empresas, gente, media, periodismo

2 comentarios en “Un blog imprescindible”

  1. V.G. Says:

    LD (Víctor Gago) El penúltimo homenaje no ha despedido de una vez por todas a Jesús Polanco, qué lástima pero adiós y todo ese rollo, sino que lo ha traído del otro barrio agarrado de los pelos, como el ángel llevó al profeta Habacub al foso donde Daniel retozaba con los leones. Agarrado de los pelos. Menudo profeta, al que hay que arrastrar. Qué fraude, el tal Habacub. ¿Tienen pelos los fantasmas? Felipe González debe saberlo. Sigue en contacto con Jesús Polanco. De alguna forma, despachan sobre los asuntos diarios. Su ángel que lo agarra de los pelos –los que sean– y lo trae del otro barrio al foso donde el pequeño Daniel está a punto de ser zampado.

    “Jesús estaría sufriendo por los daños colaterales del fuego amigo de esta segunda guerra del fútbol tan absurda que estamos viviendo”.

    Había una presencia extraña en la cara de Felipe González. Una energía de ascuas histéricas, como de pelo revuelto.

    Se reunieron para traerlo de vuelta, oficiaron una misa o una tenida para traerlo de vuelta con el poder de acojonar de antaño. Una ceremonia sobre fondo gris tirando a luto, con Diego El Cigala como organista zaíno. La liturgia de Prisa, hacer que el poder se exprese en un fondo neutro y oscuro. Una intimidación sobre la boca de un pozo, un miedo expresionista. La legendaria sobriedad que Polanco imprimió a su prole. Hasta que Ekáizer empezó a hacer el chorra en 59 segundos –o menos–.

    Juan Cruz borda las notas necrológicas, las escribe con asma, que es un sucedáneo sintético de las elegías cínicas de González Ruano, que las escribía con el pulmón negro por el tabaco. Pero el homenaje del Círculo de Bellas Artes no iba a ser un discurso funerario, sino una sesión de espiritismo.

    En la Antigüedad, los discursos funerarios facilitaban el paso al otro barrio. Se acunaba al difunto para que el trayecto por la Laguna Estigia le pillase durmiendo, sobre todo si Caronte había empinado el codo ese día. Justo lo que no necesita el heredero de Prisa, que su padre duerma para siempre. El pequeño Daniel desamparado en el foso de los nuevos leones de Zapatero: los Roures, los Barroso, los Contreras.

    No lo devorarán, porque el inestable dueño del foso les ha echado cena abundante. Un canal de televisión, neutralidad puñetera en la guerra del fútbol, fin de la inmunidad de Prisa. No habrá festín ni sacrificio ni rechinar de dientes, porque Roures, con su tele verde sin antenas y su periódico amarillo a 50 céntimos –en el mercado, nada cuyo precio sea la mitad puede valer el doble– no puede conseguir que Zapatero sea reelegido, y en cambio, Cebrián aún puede impedirlo con el más oxidado de sus cañones Berta.

    Por eso había ocho ministros, ocho, comulgando en la misa laica de este jueves en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Si hay que traer del otro barrio a Polanco, no es para que evite una guerra, sino para que impida otro dueño de los leones.

    A Hamlet, se le aparece su padre en las murallas de Elsinor para advertirle que su tío es un traidor y su madre, un putón verbenero. Ignacio Polanco no ha tenido tanta suerte, pero, por fortuna, aún tiene a Felipe González, que sabe cómo agarrar de los pelos a un fantasma.

  2. Hilari Says:

    Jajaja, los de PRNoticias se tomaron en serio la ironía de Espada sobre Ignacio/Nacho Ramonet/Escolar y publicaron que “según el blog de A. E. se prepara otro periódico de izquierdas en Madrid, además de Público, dirigico por Ignacio Ramonet”.
    Acabo de buscar el link para ponerlo aquí, pero compruebo que ya han levantado “la noticia”. Qué nivelazo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: