Archivos para febrero 2008

Por qué fracasa una web

28 febrero, 2008

webflop.jpg

  1. Ausencia de objetivos bien definidos
  2. Falta de foco en el usuario
  3. Poco –o irrelevante– contenido
  4. Pobre estrategia de marketing
  5. Mala selección de nicho
  6. Actualizaciones poco frecuentes
  7. Falta de compromiso
  8. Escasa llamada a la participación
  9. Ausencia de plan de negocio
  10. Diseño deficiente

El estudiante argentino Horacio A. Bella traduce y resume en su interesante blog Gran Ímpetu las diez Razones comunes para el fracaso de un sitio web. La entrada original de Vandelay, en inglés, solicita aportaciones que engrosen la lista…

Web social en Vicálvaro

26 febrero, 2008

mapa20.png

MacToro se ha apuntado al curso “Web 2.0: ¿Sabes lo qué es?”, de la Universidad Rey Juan Carlos. Será el próximo 5 de marzo en el Campus de Vicálvaro (Madrid), durante toda la jornada. Es gratuito y participarán buenos elementos, en sesiones de mañana y tarde: Enrique Dans, Gumersindo Lafuente, Tíscar Lara, Oscar Espíritusanto, Yolanda Rueda, Alvaro Ortiz…

Entrada libre hasta completar el aforo. Para nativos digitales, y también para inmigrantes.

(CLICK sobre la imagen de arriba para AGRANDAR, con lupa incorporada para leer y navegar)

Libros de estilo

24 febrero, 2008

escher_hands.jpg

Los libros de estilo –para velar por la precisión y rigor del lenguaje informativo– son una tradición arraigada en el periodismo anglosajón de calidad. Cualquier diario británico o estadounidense que se precie tiene su propio protocolo normativo –hasta hace poco de régimen interno y semi-secreto– donde se mezclan la sintaxis, el “espíritu de la casa”, la ética profesional y la búsqueda de la excelencia. Pionero de esta práctica en España fue El País, al año y medio de su fundación (1977). Pero sus antecedentes en nuestra lengua se remontan a Las Normas Generales de Redacción de la revista Selecciones, publicadas en La Habana el mismo año de la Revolución (1959); y al Manual de Estilo de la Agencia EFE, de 1975. Otros grandes diarios, como La Vanguardia y ABC siguieron su ejemplo.

En Muy Interesante hemos abordado la tarea en docenas de ocasiones… sin concluirla jamás: cuadernos perdidos, anotaciones sueltas y avisos pinchados en los corchos de la redacción dan fe de un empeño formalista que siempre se queda en afán,  superado por los giros del idioma, las prisas y la incorporación de nuevos colaboradores. Todavía hoy los editores noveles preguntan a gritos a los veteranos si es el título de una película lo que va entre comillas… ¿y entonces el nombre de un barco, en cursiva?

Coincidiendo con la apertura al público del Manual de Estilo del Times de Londres, Julio Alonso recopilaba en su blog Visión algunos medios nacionales e internacionales que han colgado en la red sus pautas formales y estilísticas (muy recomendable la Style Guide de The Economist, esa revista excelsamente escrita donde ningún autor firma sus artículos).

El único problema que plantean algunos de estos compendios estilísticos es que, en demasiadas ocasiones, más parecen declaraciones de buenas intenciones que pautas de actuación profesional. O sea, que casi nunca se cumplen.

Fast Company no para

20 febrero, 2008

fast_company.jpg

Fast Company es una revista mensual norteamericana sobre negocios, tecnología e innovación digital. Creada en 1995 por Alan Webber y Bill Taylor, antiguos redactores de la Harvard Business Review, siempre ha sido pionera en sus iniciativas online (fue la primera publicación de quiosco que creó una red social, en 1997; y también una de las primeras en incorporar una sección permanente de blogs, en 2002, escritos por sus colaboradores y periodistas de plantilla).

Famosa también por sus diseños de portada y por sus crisis de supervivencia (salió casi indemne del “estallido de la burbuja” del 2000 y de la compraventa de G+J USA), vuelve hoy a ser precursora de la convergencia papel-digital al mezclar los contenidos generados por los lectores con su propia producción periodística, en un nuevo sitio online que integrará las observaciones, experiencias profesionales e informes de sus 95.000 usuarios alrededor del mundo: Company of Friends. A partir del próximo marzo, su nueva red social se estructurará en ocho grandes áreas temáticas: innovación, tecnología, liderazgo, management, diseño, responsablidad social, carreras y compaginación vida-trabajo. Sus miembros podrán personalizar sus perfiles con entradas procedentes de otras organizaciones profesionales en la web y proporcionarles su contenido vía feeds RSS.

Leer más aquí >>

El precio de la verdad

18 febrero, 2008

shattered-glass.jpg

Tras varias horas de intensa brasa powerpoint sobre el mundo de las revistas, hoy he vuelto a ver, con mis alumnos del Master de Periodismo de la Universidad de Zaragoza/Heraldo de Aragón, una excelente película de periodistas: Shattered Glass (2003), alegremente titulada entre nosotros El precio de la verdad. Cuenta en 99 minutos la historia verídica de Stephen Glass, jovencísimo redactor de la selecta “revista de actualidad, arte y política” The New Republic (semanario hasta 2007, quincenal desde hace sólo once meses) al que perdieron sus ganas de agradar y su obsesión por las historias insólitas, originales y redondas. Buen escritor, querido por sus jefes, admirado por los compañeros… sus artículos eran siempre los mejores. Los más agudos, los más divertidos, los mejor documentados; sólo tenían una pequeña pega: también eran completamente inventados. Falsos.

Quizás sea ésta la película más entretenida (y real) que se haya hecho sobre el funcionamiento interno de una revista americana de excelencia en los tiempos inmediatamente anteriores al estallido de la primera burbuja digital, en el verano del 2000: las reuniones de redacción, los rigurosos procesos de revisión editorial, sus controles de calidad final y chequeo de datos…; y de cómo todos esos mecanismos de seguridad pueden fallar –por exceso de confianza, o quizás de soberbia profesional– ante las zalamerías de un fabulador nato en busca del aplauso de colegas y lectores. La cinta, que en España pasó sin pena ni gloria, narra también cómo se manejó la crisis con prudencia, firmeza y humildad –reconociendo errores, negociando inteligentemente con una competencia que siempre irá a por ti (Forbes digital, en la película)–, para no hacer saltar por los aires el prestigio de una cabecera que fundara el mismísimo Walter Lippmann en 1913.

Naturalmente, el encantador y mentiroso Glass fue despedido (ahora se dedica a escribir novelas, sin demasiado éxito); y The New Republic sigue presente en los quioscos y los despachos de Washington, con una modesta circulación de 60.000 ejemplares, pero con su influencia y reputación intactas.

Spiegel Wissen: el espejo del saber

15 febrero, 2008

spiegelwissen.jpg

El semanario más influyente de Alemania, Der Spiegel, y la editorial de enciclopedias y diccionarios más importante de la República Federal, Wissen Media Verlag, han unido fuerzas para crear el mayor banco de datos e información del mundo en lengua alemana: Spiegel Wissen. Dos fuentes prestigiosas y de primera mano comparten saber y conocimientos y los ponen a disposición del internauta de forma gratuita.

El nuevo portal responde a cualquier pregunta, con un sistema de búsqueda en varios niveles simultáneos. Combina las clásicas entradas de enciclopedia con los resultados de la Wikipedia y con las aportaciones periodísticas de los diversos medios del Grupo Spiegel. Contiene además la hemeroteca completa de la revista (hasta ahora de pago) desde su fundación en 1947; los artículos de Spiegel-Online, con versión en inglés, y los dossieres monográficos y ediciones extraordinarias. También permite el acceso gratuito a los artículos de Manager Magazin. Fotos, multimedia, infografías animadas, vídeos y nuevas funcionalidades (como, por ejemplo, listas recordatorias personalizadas) completan la oferta de Spiegel Wissen.

Sólo los dos últimos números impresos de las revistas del quiosco siguen siendo de pago, pero se pueden solicitar en la red como e-paper.

Una redacción de cinco periodistas se encarga de preparar, actualizar, ampliar y optimizar contenidos. El modelo de negocio de este Super-Banco del Saber en Alemán se plantea a partir de la financiación publicitaria, a través de anuncios y patrocinios. Un rico mercado de 150 millones de germanohablantes les espera.

¿Se imaginan una iniciativa semejante en español?

El Metro de Agatha

13 febrero, 2008

agathametro.jpg

(¡Tenemos las fotos!)

Para mañana, día degli innamorati, Carlos Salas –director del diario gratuito Metro– ha puesto su periódico en manos de Ágatha Ruiz de la Prada.La diseñadora madrileña será la nueva art director durante las 24 horas previas a la salida del rotativo –o sea, ahora mismo–, en un iniciativa pionera en España que tuvo su precedente en Francia cuando Libération cedió sus páginas por un día (11 de marzo de 2003) a la creatividad de Philippe Starck (posteriormente, en mayo de 2006, el británico The Independent también puso a las órdenes de Bono –el de U2, ojo– todos los contenidos periodísticos de su edición diaria).Se presiente mañana una información en colores llena de corazoncitos…  

ACTUALIZACION 14 de febrero:   

metrocover1.jpg


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 34 seguidores