Out of vogue

the-economist.jpg

Como diría el clásico, “por su indudable interés”, transcribo/traduzco/traiciono (un poco libremente, I know), el artículo publicado en The Economist de papel, edición del 27 de septiembre, sobre la crisis mundial de la industria de las revistas. Javier Marías, Esperanza Aguirre y mi hermana pueden leerlo directamente en la lengua de Martin Amis, íntegro, aquí >>

Aunque en mejor situación que los periódicos, las revistas también atraviesan por dificultades

Esta semana los banqueros tienen una buena excusa para estudiar detenidamente fotos de modelos con poca ropa, coches fastuosos y estrellas de cine: Emap, una empresa británica editora de revistas, con 5o cabeceras (FHM entre ellas) que generan unos ingresos de 773 millones de dólares anuales, está en venta… El resultado de la operación, en la que también pujan editores extranjeros, se contemplará como un test para la industria de las revistas en el mundo desarrollado.

En Europa y América, los editores de revistas comparten un lamento: la difusión está estancada… o decae ligeramente desde hace años, desde que el público dedica cada vez más tiempo a internet y las inversiones de la publicidad online son cada vez mayores. Las divisiones de revistas de los grandes grupos multimedia están resultando un freno para el crecimiento de sus operaciones globales. Time Inc, la mayor compañía de revistas del mundo, rechaza los rumores de que su patrón, Time Warner, anda buscándole comprador; y los entendidos del sector dan por hecho que pronto conseguirá vender IPC Media, su rama británica de publicaciones y una de las mayores editoras de revistas del Reino Unido. En Alemania, no se descarta que el conglomerado mediático Bertelsmann, pueda vender Gruner+Jahr, su división de revistas, cuando el nuevo CEO tome posesión, en enero de 2008…

“Está siendo un ocaso largo y lento para las publicaciones de papel y cuatricromía”, dice Felix Dennis, editor independiente, “pero los ocasos también pueden producir mucho dinero”. Hace poco vendió la rama americana de su empresa, editora de Maxim, a la firma Quadrangle Capital Partners, por 240 millones de dólares.

temagchart.gif

El modelo de negocio de las revistas se halla sometido a fuertes presiones desde varios frentes a la vez. Por un lado, los lanzamientos de nuevos títulos resultan costosísimos, y el precio de atraer y mantener a los suscriptores también se ha disparado. En USA, las ventas al número resultan irrisorias, en parte porque los supermercados y grandes superficies controlan su distribución y hay una escasa exposición del producto impreso… La popularidad de internet golpea sobre todo a las revistas para hombres. FHM, por ejemplo, perdió la cuarta parte de su difusión sólo en los 6 primeros meses del año, y sus cautivadoras chicas “en lencería fina” no pueden competir con el porno grauito de la red… En Francia, USA e Italia –los tres principales mercados del conglomerado francés de revistas Largardere/Hachette– los lectores masculinos de este tipo de publicaciones se han pasado a los servicios online, dice Carlo d’Asaro Biondo, director internacional de operaciones. “Hemos resuelto el problema en el sector del automóvil con nuevos servicios”, dice, “pero todavía no hay ningún gran editor que haya afrontado el asunto en su globalidad”.

Existen buenas razones, no obstante, para que no cunda el pánico entre los dueños de las grandes editoriales de revistas. Muchas de las caracetísticas que las hacen indispensables para sus lectores (portabilidad, brillo, tacto…) no pueden ser clonadas online. Y las revistas todavía no están perdiendo a sus lectores jóvenes en oleadas, como sí les pasa a los periódicos. Según un reciente estudio de la compañía de comunicaciones Ogilvy Group, el gusto por las revistas es compartido tanto por los babyboomers como por los millennials

(¡y sigue! >>)

About these ads
Explore posts in the same categories: empresas, G+J, internet, media, periodismo, revistas, tendencias

3 comentarios en “Out of vogue”

  1. Quinta Tinta Says:

    […] “Estamos viviendo el largo y lento ocaso de las revistas de tinta y papel. Pero los ocasos pueden producir enormes cantidades de dinero”. Felix Dennis The Economist, quizá la revista… perdón, el periódico… que mejor está llevando este periódo azaroso en la vida de los medios impresos, publica un imprescindible reportaje sobre cómo está el mundo de las editoriales magazineras: Out of Vogue. [Me enteré en The New Blog Times, que tiene un resumen del artículo en español: Out of Vogue] […]

  2. Félix Says:

    Gracias por la molestia de la traducción. A mí, sobre todo, me llama la atención el gráfico. Qué poco se compra/lee en España (en el presente).

  3. Boris The Spider Says:

    Y a mi me llama la atención que a nadie le llame la atención la última frase del segundo párrafo…
    Gracias por la traducción Pardina, pas mal!
    (pero no he pillado lo de Marías/Esperanza/sister)


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: